Me preguntó la rosa: ¿Y tú quién eres?.
Soy obra de un maestro del pensamiento,
Jardín florido soy entre mis hojas,
Entre mis letras, tus pétalos al viento se deshojan,
Camino cierto soy donde el amor implora
En laguna de pesares y tormento,
En el consuelo a solas del ser querido muerto.

Mis letras se devoran una a una,
Siguiendo su camino a solas
Pero unidas son tornado amargo,
Amanecer, o amor inquieto
Lagunas al placer que ya no flotan,
Al río perfumado de las rosas.

Soy el río aparente.
Mil cosas en mis hojas,
Puedo volar sin alas al infinito
o caer en desmayo en mar abierto.
Y tú, la rosa, dime ¿quién eres?.

Soy feminea,la hermosa,
La perfumada rosa si tú quieres,
La que canta al amor a los placeres,
La que adorna a los muertos en sus fosas,
La que perfuma el aire entre sus redes.

Yo soy la rosa,
Que nacida entre espinos silenciosa,
A todos los destinos llego,
Soy cantada contigo en primavera.
Soy la rosa, tu humilde compañera.

Autora. MARINA PASTOR.