Convicto y confeso vuelvo a esposarme ante tu amor.
Hoy busco de ti perdón,de ti amparo,en ti cosuelo,
La mirada de tu cielo,tus ojos de enamorada,
Una sonrisa entreabierta solamente hacia mi boca,
Esa espina que provoca sangre en nuestros corazones,
Esa herida de rejones que te dejé con mi ausencia.
Quiero estrecharte en mis brazos y al abrirlos…
Sin enojos sellar a este amor el beso…
Que nos haga estremecer,
Yo como hombre,tú mujer.
Tan sólo te pido eso y,otra vez,
Perdóname.

Autora. MARINA PASTOR.