Con acuse de recibo a la pregunta indiscreta,
Mis versos no son vivencias,ni son plagio,
Son herencia que mi padre en las letras me dejó,
Un jardín que cultivo con las frases más hermosas.
A mi me las dio entre rosas, él espinas se quedó.
Ni las copio ni las vivo,simplemente las escribo.
Primero cojo la pluma, entre tanto la cuartilla,
Escribo una redondilla y voy tirando del hilo.

Luego estira que te estira, así van saliendo versos,
Así letras con puntillas en armoniosos sonetos.
También los alejandrinos a mis cuartillas se inclinan,
Los paseo por la mar, por el campo, por la cima
Entre pájaros cantores los adorno de colores,
Por las aguas cristalinas de los lagos,
O de bellos manantiales que están mimando a las flores.

El acróstico, con sello y nombre tatuado,
Jamás puede ser plagiado,cuenta con artesanía
Desde la primera letra siguiendo su jerarquía.
Dificícil composición,el acróstico es señor,
Con nombre común o propio enmarca su distinción.
Y para acabar, no hay plagio,
Hay cantares, romancillos, baladas y villancicos,
Seguidillas, madrigales y los romances a pares.

Para la hermosa mujer, fábulas con cascabel,
Caudales de poesías con mi pluma y fantasía
Que con arte escribiré. !Yo no plagio,mire usted!.

AUTORA: MARINA PASTOR D