CANTANDO AL  AMOR”

                    Quizás un día en silencio me ames

                    Con la misma pasión que contenida…

                    Ciega-mente ese amor causó-me herida

                    Y mi nombre con impulso llames.

                    Del alma al corazón te doy las llaves,

                    En un beso y abrazo… ¡¡¡bien-venida!!!

                    Y dónde el sol anuncie su caída,

                    Arco iris seré… busca en los mares.

                    Allí te esperaré como la ola,

                    Soñándote en dos aguas cristalinas,

                    Con la espuma nevada de salinas…

                    Tejeré una mantilla de brocado,

                    A los dos tapare lado por lado,

                    Hasta el fondo del mar de arenas finas.

 

          Autora: Marina Pastor Diez

metaficcion1362386ler3it1aki